Usuarios de AT

El Arteterapia es una disciplina ecléctica. Sus objetivos son múltiples y dependen de las necesidades del cliente-usuario y de la formación y capacidad del terapeuta.

El Arteterapia puede ser una poderosa herramienta de autoexploración y crecimiento personal, pero también puede aplicarse con fines cognitivos, para re-aprender o modificar conductas, o investigar aspectos difíciles de la personalidad.

Aunque es común derivar hacia el Arteterapia a usuarios-clientes- pacientes que han demostrado un interés o capacidad artística, no es necesario dominar ninguna técnica ni lenguaje artístico puesto que no tenemos como objetivo producir resultados plásticos concretos.

Los beneficios del arte (como la afloración y exploración del inconsciente, las nuevas perspectivas, el aumento de la capacidad creadora y la confianza transformadora) pueden disfrutarse con la guía de un arteterapeuta capacitado, aun cuando no se tenga la percepción de poseer destrezas artísticas.

Tradicionalmente se ha trabajado el arteterapia con niños o personas con una capacidad menguada para comunicarse verbalmente, pero el arteterapia permite en realidad ampliar la expresión verbal, llegando a conocimientos y conexiones nuevas ya sea porque ésta está bloqueda, o porque los temas explorados trascienden la expresión de las palabras.

Anuncios